Shoei X-SPIRIT II, el casco de Marc Márquez
Si uno de tus pilotos de MotoGP favoritos es Marc Márquez seguramente te gustará llevar el casco que utiliza en competición oficial. Pues bien ahora ya puedes comprar el Shoei X-SPIRIT II Márquez Motegi. Aunque si bien es cierto que la reproducción no es exacta, ya que falta alguno de los patrocinadores que llevaba el piloto, es muy similar y con la calidad de Shoei.

Estamos delante de un casco integral para carretera con especificaciones de competición. Pero no es necesario que seas un piloto profesional para llevarlo, el diseño y la seguridad del mismo ya merece la pena. El precio de venta al público es de 866 euros.

Shoei X-SPIRIT II, el casco de Marc Márquez
El Shoei X-SPIRIT II es un casco de gama alta cuya serie comenzó a diseñarse en 2005. Está disponible en 4 tallas de calota externa, cinco de interior, además de una gama amplia de suplementos para adaptar el casco perfectamente a tu cabeza. Y todo esto se complementa con las seis tallas disponibles que van desde la XS a la XXL. Se trata de un casco especialmente cómodo que garantiza la concentración durante el pilotaje. Seguramente una de las muchas claves o secreto de Marc Márquez para ser el mejor.

La aerodinámica del casco es una maravilla, pues ha sido estudiada a fondo. De hecho, incorpora el Aero Edge Spoiler 2, un alerón que está separado del sistema de ventilación y que permite un alto rendimiento en las rectas a la vez que mejora la seguridad y estabilidad cuando el piloto mira hacia atrás.

Shoei X-SPIRIT II, el casco de Marc Márquez
El sistema de ventilación también se ha mejorado, situando la toma delantera en el punto de mayor presión aerodinámica del casco para garantizar que entra la cantidad adecuada de aire. Este aire tiene salidas en la zona trasera (a parte del Spolier), por la zona lateral y en la parte inferior del casco. Todos estos conductos cuentan con botones de regulación para adaptarlo a cada necesidad.

El sistema anti-vaho funciona a las mil maravillas gracias a la toma frontal y las salidas laterales, que garantizan que la pantalla no se empañe. Su anclaje es de eje variable y no necesita herramientas para su cambio. Los acolchados permiten dejar la cabeza ajustada pero sin notar presiones, incluso está pensado para los que llevan gafas que no sea un problema a la hora de ajustar el casco.