Nueva Triumph Thruxton R 2016
La Triumph Thruxton llega más potente y fina sobre el asfalto que nunca, en su variante R establece un nuevo listón dentro del segmento de las clásicas. Potente, muy tecnológica y con un estilo marcado, así es lo último de la firma británica.

Lo cierto es que dentro del mundo de las motos clásicas podemos encontrar una amplia oferta de modelos para todos los gustos. Es posible que muchos clientes busquen simplemente una estética vintage en una moto que les permita desplazarse sin mayores pretensiones. De este tipo hay unas cuantas, pero lo último de Triumph es para personas mucho más exigentes. La nueva Thruxton en su versión R, la más deportiva, es una moto que no solamente lucen un cuidado diseño sino que destaca por la calidad, la tecnología y las cualidades de chasis que pone sobre la mesa.

La Triumph Thruxton R está preparada para arrasar con su nuevo motor bicilíndrico en paralelo, que entrega 97 caballos de potencia y 112 Nm a 4.950 vueltas (el par aumenta un 62 por ciento en comparación al modelo de menor cilindrada, que hasta este momento era la única opción de la gama). Se trata de un propulsor lleno de vida en todo el rango de revoluciones que, además de lograr unas prestaciones muy buenas, cuida la eficiencia en términos de consumo y emisiones.

La parte ciclo también se ha visto mejorada. De forma opcional, se pueden exprimir las posibilidades de su chasis en una conducción ágil muy placentera, estable y neutra. Los culpables son una suspensión renovada (con horquilla Showa, amortiguador trasero Ohlins y frenos firmados por Brembo). También los neumáticos Pirelli Diablo Rosso Corsa se encargan de poner las cosas fáciles a la hora de rodar sobre el asfalto con seguridad y buen agarre.

Nueva Triumph Thruxton R 2016
Pero seguramente lo más sorprendente de la nueva Thruxton R sea su capacidad para combinar clasicismo y modernidad. De entrada incluye un arsenal tecnológico impropio de su segmento, en el que figuran elementos como el ABS, el control de tracción, el acelerador electrónico, el embrague antirrebote, las luces LED e incluso un selector de modos que conducción, que permite elegir entre Road, rain o Sport, para sacarle todo el jugo al motor en función de cada situación.

Agresiva pero elegante, así se puede definir la nueva Thruxton R que lo tiene todo. Representa el diseño de las cafe racer de competición de décadas pasadas, con detalles como el depósito de combustible con tapó tipo Monza. Pero como el cliente de este tipo de motos suele ser bastante inconformista, puede llevar la personalización un paso más allá gracias a un catálogo de opciones que incluye más de 160 accesorios, entre los que figuran el carenado frontal, los escapes, el portamatrícula e intermitentes para hacer de su Triumph una moto prácticamente única.

Disponible en dos colores, Diablo Red y Silver Frost, a la venta un precio de partida de 14.900 euros.