Moto Guzzi V7 nueva generación para 2017
Moto Guzzi celebra los 50 años de la V7 con la llegada de una nueva generación. Para ello conserva el motor bicilíndrico en V de 744 cc y los rasgos fundamentales de su diseño de siempre, pero incorpora un sinfín de novedades. Ya está a la venta.

Lleva nada menos que cinco décadas en el mercado y no solo es el modelo de acceso sino también el más vendido de la gama. ¿Cómo no iba a querer Moto Guzzi celebrar semejantes hazañas con su querida V7? La firma italiana de motocicletas lanza ahora al mercado una serie de versiones especiales de la tercera generación (V7 III), que, como su propia gente define, “es el resultado de la pasión de la marca por renovar su best seller con éxito, pero dejando intacto su carácter y autenticidad”.

A las tres versiones Stone, Special y Racer, cada una marcada por un carácter bien diferenciado, se une una cuarta bajo la denominación Aniversario. Se trata de una edición limitada a 750 unidades que destaca por una serie de detalles propios:

-cubre inyectores de nuevo diseño
-laterales más esbeltos
-asiento para dos pasajeros tapizado en piel marrón
-intermitentes, instrumentación y retrovisores específicos

Moto Guzzi V7 nueva generación para 2017
Por su parte, la interacción con la instrumentación es ahora posible gracias a un nuevo pulsador situado en la piña derecha. Y para todos aquellos usuarios preocupados por la conectividad, existe una plataforma multimedia (opcional) que permite enlazar el móvil con la moto.

La nueva Moto Guzzi V7 III se mueve gracias al conocido motor ‘small block’ V-Twin de 744 cc, que en este caso sube de potencia un 10% hasta los 52 CV. El par que entrega es de 60 Nm. Dicen los los responsables de la marca que, a pesar del aumento de caballos, el objetivo fundamental no es tanto mejorar las prestaciones como seguir ofreciendo una moto fácil de conducir y apropiada para ese escalón de acceso que ocupa. También existe una versión limitada para el carné A2.

En el apartado de chasis, se mantiene la misma estructura de siempre pero con un frontal rediseñado, una gemotería de dirección nueva, otros amortiguadores, estribos reposicionados y una menor altura de asiento. Y si hablamos de seguridad, la electrónica se encarga de mantener las cosas a raya gracias al antibloqueo de frenos ABS al control de tracción MGTC.

Ya disponible, la nueva Moto Guzzi V7 III tiene un precio de partida de 9.134 euros.